Las membranas de caucho EPDM Giscolene™ pueden utilizarse en todos los tipos de túneles, generalizando podemos dividirlos en:

  1. Túneles subterráneos en los que la impermeabilización se ejecuta desde el interior del túnel previa colocación de un drenaje. Se usan membranas de caucho EPDM Giscolene 120 ó 150 en rollos de 1,5 m. de ancho por todo el desarrollo de bóveda fijados mecánicamente y habitualmente son gunitados. También se suelen impermeabilizar las contra -bóvedas con membranas de caucho EDPM Giscolene 80 ó 100 en mantas o módulos prefabricados a los desarrollos de obra civil.
  2. Túneles de superficie (falso túnel) en los que la impermeabilización se ejecuta desde el exterior del túnel sobre dovelas prefabricadas o cajones de encofrado, en estos casos se pueden usar grandes módulos que agilizan y dan seguridad a la estanqueidad de la obra. La capa drenante se coloca sobre la impermeabilización antes de evocar las tierras.


Instalación paso a paso